Este es, para muchos, el jefe más ‘desalmado’ del mundo

Una empleada le escribió para avisarle que no podía ir a trabajar, pues su hijo estaba en cuidados intensivos, y la respuesta que le dio genera indignación.

 

“Hola, Dawn, soy Crystal, solo para contarte que mi hijo sigue en cuidados intensivos, por lo que mientras no salga de lo peor no podré ir a trabajar”, fue el mensaje inicial que le transmitió la mujer a su jefe.

Estaba preocupada por la salud de su hijo, de 18 años, y así no podía ir a su puesto de trabajo, en una tienda de estaciones de gasolina en Michigan, Estados Unidos. Pensó que el sujeto la entendería, o al menos trataría de hacerlo, y no la recriminaría.

 

Sin embargo, quedó atónita con la respuesta que obtuvo por parte del hombre: “No es así como hacemos las cosas, de modo que aceptaré que está renunciando”.

 

Crystal lo encaró enseguida: “Nunca dije que estoy renunciando, entonces, ¿debo entender que me está despidiendo?”.

 

Dawn, sin preguntar siquiera sobre el estado del muchacho, le contestó que, si ella no iba a trabajar, sencillamente significaba que estaba renunciando.

 

“No, lo que estoy es dejándole saber que no puedo ir a trabajar porque la vida de mi hijo está en peligro”, alegó la empleada.

 

Y en un acto reprochado por muchas personas, el jefe le dijo: “No hay razón por la que usted no pueda venir a trabajar, y no voy a tolerar ningún drama. Fin de la conversación”.

 

Indignada, molesta y afanada, la trabajadora puso el caso en conocimiento de los dueños de la tienda. Estos, más sensatos y humanos, le contestaron: “Investigamos y hemos descubierto que la situación se manejó de manera inadecuada y sin la compasión que valoramos como empresa. Como resultado, ese manager ya no es empleado” del lugar.

 

“También le hemos reafirmado a nuestra empleada que podrá tomarse todo el tiempo que necesite en estos momentos difíciles”, concluyeron los verdaderos jefes.

Post Relacionados:

loading...

Leave a Reply